viernes, 3 de septiembre de 2010

II - (Ropa de Cama)


Escucha ese sonido,
es el carillón acompasado.
Va viajando igual que este amor,
al mismo ritmo y compás,
con idéntica gallardía.

No llames al relojero
para que adelante las manillas,
tampoco para que frene al péndulo.
La vida lleva una cadencia
y es la única enamorada del destino.


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

31 comentarios:

La Solateras dijo...

Por supuesto que no hay que acelerar la cadencia de la vida. Y mucho menos la del amor. Todo lo contrario, hay que deleitarse en cada segundo.

Un beso.

Jose Zúñiga dijo...

Así es, Jesús, la única.
Va bien el poemario.
Abrazo

anabel dijo...

Imposible alterar ese ritmo que va marcando la vida.
I, II,...me gusta la serie.

Un abrazo y buen fin de semana.

Paloma Corrales dijo...

Pues me gusta el "ritmo de ese amor" sin prisas.

Besazo.

Lucía dijo...

Me gusta esa cadencia de la vida, suave, lenta a compás.
Así ha de ser también en el amor, mismo ritmo misma cadencia, suave, lenta...

Besazos mil completamente esbozados;))

Sara dijo...

Ainsssssssssss, que bonita poesía....ahora llegado septiembre que los días son más cortos, que tenemos añoranza del mar, pero ilusión por lo que nos deparará el curso, el año, ¡qué o a quiénes conoceremos!, a donde viajaremos, que cimas subiremos....y vienes tu con esta preciosa cadencia de la vida...simplemente ME ENCANTA LEERTE y sentrite a través de tus letras poeta.
Muchos abrazotes asturleoneses.Grandototes eh!!! para que te duren mucho TIEMPO

Laura Caro dijo...

Lleva siendo ésa la lección que me está recordando la vida durante toda esta semana.
Hay que saborear los instantes y olvidar el reloj ( mientras se pueda olvidar, claro).
Un abrazo, Jesús.

Noray dijo...

Nunca he creído en los astros
y mucho menos en el destino.
Sólo creo en el presente,
en este preciso instante
en el que corre la sangre
por mis venas,
en este ahora que bosteza
y que aún no ha terminado de nacer.
Sólo eso merece ser vivido
con la cadencia necesaria
y con toda la felicidad
que seamos capaz de disfrutar.



Un fuerte abrazo.

DAISY dijo...

sí es que el amor debe ir así, despacito, al compás sin adelantarse ni atrasarse..... pero qué bien cuentas.... jejeje, besazosss

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Jesús, magnífico poema que encierra el misterio de la vida y el amor. También del destino.

Manuel dijo...

Segunda entrega, Jesús... ¿Una saga?. Espero saberlo leyéndote, como te leo, día a día.

Un abrazo.

Lembranza dijo...

Pues no se yo que decirte, hay relaciones que se eternizan en el tiempo, te lo digo yo, que lo sé muy bien. Un abrazo

Jesús Arroyo dijo...

Ana:
... y seguir los pasos del tic-tac, tic-tac... sin mirar el reloj.
Un beso.

Jose:
Me alegro si te gusta. Mucho.
Un abrazote.

Anabel:
Espero que el resultado final sea un poemario.
Besos.

Paloma:
Todo lo bueno se tiene que hacer despacio, como los artesanos ¿verdad?
Besitos lentos.

Lucía:
Como la canción que suena tanto en la radios... "Suavemente..."
Besos mil.

Sara:
Días cortos... ummm... noches largas ¡qué bien!
Besazos.

Laura:
Tienes toda la razón, tanta que mi reloj está en el contenedor del reciclado.
Ahora que lo pienso, el lunes tengo que recuperarlo.
Un beso enorme.

Noray:
MOmneto, ese momento...
UN fuerte abrazo.

Daisy:
Bueno, bueno, que me vas a poner colorado y uno no está para sofocos, aunque sean de alegría.
Besos ochocientos.

Rafael:
El destino, ese inseparable compañero tan desconocido...
Un fuerte abrazo.

Amigo Manuel:
Una saga, un poemario quisiera, pero está en mantillas. Antes irá "Contracaminante" (Enero) y "Disfrazado de Esquimal"
Un fuerte abrazo que espero darte acompañados de dos copas de vino.

Jesús Arroyo dijo...

Lembranza:
Como decía mi sobrino cuando era muuuuuuuuuuy peque... "Tu haceme caso a mi" que el ritmo es el ritmo y su cadencia.
Besos desde el tres.

Marisa Peña dijo...

Pues sí jesús, no llamaremos al relojero, porque el tempo, la cadencia es mejor que sea pausada.Un beso

Rochitas dijo...

la vida como unica enamorada del destino...
complimenti.

Jesús Arroyo dijo...

Marisa:
Pausas, método de vida para tantos...
Besitos, guapi.

Rochitas:
Así lo pienso.
Saludos

Mari Carmen Azcona dijo...

Podría unir la palabra poeta con muchas imágenes comparativas, pero jamás, hasta leer este poema, con un relojero.
Relojero de la vida, me gusta...acompasar el ritmo...Sí, creo que podría dejar mi vida en tus manos, me gusta esta cadencia.

Besos y un fuerte abrazo.

Terly dijo...

.
El pasado, para el recuerdo,
el futuro, para soñarlo,
el presente, para vivirlo
y no le demos más vueltas,
del reloj, éste, su ritmo.
El tiempo no tiene dueño,
312 horas, (13 días)
del futuro, este es el sueño

Un abrazo, Jesús.
.

Sakkarah dijo...

Muy cierto lo de la cadencia de la vida...

Un beso.

Jesús Arroyo dijo...

M. Carmen:
Tal vez, querida amiga, quede algo de "ese relojero" en sangre. El de Bermeo lo era.
Besitos.

Terly:
Nada, nada, en un abrir y cerrar de ojos estamos en Alcalá.
Abrazos.

Sakarah:
Marcado el tempo.
Besos.

Carmela Rey dijo...

Por más que queramos algunas veces, acelerar o detener la vida, o ese amor que tu nombras tan bellamente, seguimos la cadencia que nos marca el destino y a él nos debemos. Su sabiduria es extrema.
Un abrazo

Anónimo dijo...

¡Qué bonito!... Ese amor que va por la vida al mismo compás que los segundos del tiempo... No sé si eso existe, pero es bonito imaginarlo a través de tu escrito. ¡¡Felicidades, Jesús!!

Un beso.

Mila

carmen jiménez dijo...

Realmente es un poema inspirado e inspirador.
Te felicito. Ya sabía yo que esto de la ropa de cama iría capítulo a capítulo.
Hasta mañana.
Besitos.

thoti dijo...

.. el amor debe también llevar su cadencia y su ritmo perfecto.. aunque a veces nos hace acelerar un poco..

.. un abrazo, don Jesús..

Mari Carmen Azcona dijo...

Jesús, me parece que al final vas a descubrir que hay mucho de Bermeo en tu sangre. La visita comienza a ser obligada. Encontrarás historias, juegos...y aunque no encuentres ballenas, sí algún que otro delfín.

Musu asko

jordim dijo...

buen poema, sisi.

Jesús Arroyo dijo...

Carmela:
Todo acompasado.
Saludos.

Mila:
Supongo que existirá.
Besos.

Carmen:
Ya sabes lo que tiene esto de destaparse.
Besitos.

Thoti:
Cierto. A veces hay que poner el cronómetro en marcha, pero ojo, el corazón sufre con las prisas.
Abrazos.

M. Carmen:
Si yo eso ya lo he descubierto, lo que quiero descubrir son sus lugares.
Besitos.

Jordim:
Gracias.

Rosa María dijo...

Si somos capaces de mecer este razón; "La vida lleva una cadencia
y es la única enamorada del destino"
También serémos artífices de crear días de sosiego.
Un abraciño.

Jesús Arroyo dijo...

Rosa:
Vamos a ello!!!
Besos.

Anna Rossell dijo...

Un placer volver a encontrarme ahora con tus letras, Jesús; ahora, con más calma, y poder releer lo que al oído escapa. Es lo que tienen las lecturas, son encantadoras pero la palabra oral es más efímera...

Gracias por todo y hasta muy pronto.