jueves, 9 de septiembre de 2010

III - (Ropa de Cama)


Sin equipaje ni segunda muda,
así esperas.

Se abre úlcera en este lecho
al separar sábana de almohada,
la bajera, carne herida
mientras tu corazón susurra desprecio
sin tener testigo que lo justifique.

Es preferible volver a poner la colcha
para que tapone la sangre del encuentro,
salir sin rechistar del dormitorio
y no despedirse del conserje
al dejar la llave sobre la repisa.

Tienes tacones que entonan eco por los vestíbulos
y ganzúa para abrir nuevas pieles,
pero moteles los hay a cientos, tantos
como kilómetros cero en carreteras secundarias.




Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

18 comentarios:

carmen jiménez dijo...

¿Soy la primera? Esta ropa de cama parece de seda natural. Pura seda al ir acariciando cada letra que compone esta composición de lugares remotos en el pensamiento. Una poesía que se puede tocar con los dedos, sentir con el corazón, escuchar con los oídos el taconeo sobre el suelo.
Cualquier día de estos te veo sobre la tarima de Libertad.
Mis felicitaciones por esta composición que va desgarrando la piel en cada verso.

Jesús Arroyo dijo...

Querida Carmen:
No te digo que no me gustaría, pero estar sobre la tarima de Libertad, 8... son palabras mayores, muy mayores.
Todo lo que se pueda tocar, se acerca a nosotros, por lo que te agradezco, enormemente, estas letras.
Montoncito de besos.

anabel dijo...

Impresiona este encuentro fugaz, casi como una "roadMovie", y casi se escucha el ruido de la llave en la mesilla y el taconeo por el vestíbulo.

A por el IV.

Un abrazo.

Terly dijo...

Un encuentro que rezuma dolor en cada verso, querido Jesús, hasta ese taconeo duele en el oído.
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Este poemario que crece y crece promete. Estoy con Carmen: te espera la tarima del Libertad.

Jesús Arroyo dijo...

Anabel:
¿Has escuchado su tintineo? Eso está bien.
Besitos.

Terly:
Miró el conserje con cara de gamo...
Abrazos.

Jose:
¿Es esto una campaña promocional? jeje. Gracias.
Abrazote.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Jesusito de mi vida, es precioso, estás creciendo cómo la espuma... un beso grande

Elena dijo...

El encuentro siempre es fugaz. Pero las muescas que deja el dolor y el placer, crecen en las noches de soledad cuando se encienden los recuerdos.
Besitos y hasta pronto

Noray dijo...

A veces es mejor no tener otro testigo más que nuestro propio recuerdo.


Un fuerte abrazo

Paloma Corrales dijo...

Jesus, cada poema de esta "ropa de cama" es mejor que el anterior, éste traspasa, de veras, muy bueno.

Besos y besos ;-)

La Solateras dijo...

Un poema duro como una pedrada en el alma.

Tremendo y muy bueno.

Un beso desde El Puerto de Santa María.

Rosa María dijo...

Es el revolcón efímero placentero? Se le puede reclamar imperiosamente que cure remiendos de otras sábanas?...
Zapatos de fino estilete que dejan sonido y en la vista la posible espada para volver a rematar a las cinco de la tarde como las corridas de grandes ferias taurinas.
Un abraciño.

Sakkarah dijo...

Mwe ha encantado por su tono, por todo...Una buena poesía.

Un beso.

Mari Carmen Azcona dijo...

Querido Jesús, sólo una frase: desgarradoramente hermoso.

Continua extendiendo juegos de cama ante nosotros.

Besos y abrazos.

Jesús Arroyo dijo...

Cantalapiedra:
Es cierto... ¡A lo ancho!
Besitos.

Elena:
Es un "con-sin"
Besitos.

Noray:
Y pasarlo a un papel.
Abrazos.

Paloma:
Ya veremos como termina.
BEsitos.

Solateras:
El Puerto, el Puerto... lugar de tanta poesía.
Un beso.

Rosa:
Todo en esta vida es cuestión de propuestas.
Un beso.

SAkkarah:
Se hace lo que se puede.
Besos.

M. Carmen:
Tendré que parar antes de mostraros el poemario entero. Pondré algunos pero haciendo intermedios.
Un beso.

Lucía dijo...

Si todo el poemario es así, si todo encierra tanta belleza en cada verso, la espera va a ser larga...

Me sumo a lo de Libertad,8. ¡Por supuesto!

Besazos mil.

Sara dijo...

Jesús....cualquier encuentro de este tipo, aunque sea fugaz, deja huella intensa y duradera, a veces, incluso su duración es eterna.
Un placer seguirte siempre.
Abrazote decisivo y muy asturleonés

Jesús Arroyo dijo...

Lucia:
Buenooooooooooooo.
Besos mil.

Sara:
El placer es contar contigo.
Un besazo.