miércoles, 23 de enero de 2013

A Piluca, mi amiga.


QUIERO...
A esa amiga que desciende a un almacén sin que allí exista.

A esa amiga que miraba fijamente a mis palabras y se hacía un ovillo en la terraza.
A esa amiga que aprueba todo lo que suena a libertad con nombre propio.

A esa amiga que me hace llorar con su energía.
A esa amiga a la que le enseñé la falsa entrada de una disco.

A esa amiga de un barrio llamado río.
A esa amiga que me compra con sonrisas y no me vende por ser suyo.

A esa amiga que grita libertades estando en procesión de dictaduras.
A esa amiga quiero con su alma desnuda, como siempre.

A esa amiga con la voy a brindar por todo nuestro compromiso de estar, de ser, de llegar.
A esa amiga con nombre de cimiento.

A esa amiga deseo...¡ a la que tengo !

6 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Esta entrada estará por tiempo indefinido.

Mila Aumente dijo...

Que cosas más bonitas le has escrito a esa amiga tan especial. Seguro que estará tan orgullosa de ti como lo estamos todos los que te conocemos.

Un fuerte abrazo.

Esther dijo...

Preciosa dedicatoria en forma de poema. Estoy segura que si te ha inspirado tanto, es por ver en ella a una formidable persona.
...Pero mira que llamarla "cimiento", yo que ella, te lo corregiría, jeje.
Besotes.

César Sempere dijo...

Menuda amiga.

C. Lucía dijo...

Amigas así son una joya en la vida.

Besazos mil, chico guapo!

PD: Una de la Lirios o andas en busca y captura, jejeje.

Jesús Arroyo dijo...

Amiga especial y... ya puedo hacer entradas nuevas. Buena señal.
Gracias a todas/os.