lunes, 24 de septiembre de 2012

Sobre alfombra de pétalos morados


                        Han brotado rosales en el desierto
                        de la vida,
                        regados por aguas de mar,
                        fortalecidos por un sol suave y eterno. 


                        Hemos cruzado doce meses
                        entre cactus,
                                                  sobre alfombra de pétalos morados. 


                        Son capaces de decir
                        que la sal
                        quema
                        todo lo que moja… 
 

                                                           Seguiremos nadando nuestros días.
 
Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©
 
 
 

 

8 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Y si fuera necesario, también flotar ayuda a tomar resuello y recobrar las fuerzas.
Hermoso poema.
Mucho ánimo.

Ramón María Vadillo dijo...

No nos queda otra Jesús. escueto y entero poema.

Saludo

. dijo...

Bella poesía, amigo poeta. Te felicito por estos últimos poemas, y por quien te acompaña en los ritmos de tu vida. Abrazos

Isolda dijo...

Me parece muy afortunado seguir nadando nuestros días. Precioso, Jesús. Un beso.

Esther dijo...

Mar, rosas, nadar lo bueno de la vida. Bonito poema y fuente inspiradora. Besotes

Manuel dijo...

Feliz aniversario, grandullon

María García Zambrano dijo...

La sal quema y sin embargo seguir nadando nos cura. Bello poema vital.
Besotes
María

Jesús Arroyo dijo...

Amando:
Necesario es todo en estos tiempos...
Abrazotes.

Ramón:
No nos queda otra...
Abrazos

Juanjo:
Gracias, ya me conoces, ya nos conoces...
UN fuerte abrazo.

Isolda:
Preciosa, tú.
Besitos.

Esther:
Musa, diría yo.
Besazo.

Doc:
Abrazotes cariñosos.

María:
Doble fuerza.
Un besito a "los dos".